Ciudad de los Niños de Monterrey fue fundada el 20 de septiembre de 1951 por el Padre Carlos Álvarez Ortiz, con la ayuda de numerosos empresarios y de la comunidad regiomontana en general, conscientes de la apremiante situación de los niños de la calle. En ese entonces Ciudad de los Niños inició como un orfanato que alojaba a más de 120 niños huérfanos o abandonados. En 1986 el patronato decidió atacar desde su raíz el problema de la pobreza y el abandono de los niños, y a partir de entonces Ciudad de los Niños se convirtió en un Centro de Desarrollo Educativo y Familiar. Actualmente cuenta con:
  • Cuatro centros educativos en dos sedes; Guadalupe y Topo Chico
  • Un Centro de Educación Familiar
  • Una Unidad Médica
  • Una Iglesia Católica
Desde entonces podemos decir que en la Ciudad de los Niños realmente no se inscriben alumnos sino familias. Actualmente atiende a 873 familias, de donde proceden 1,221 alumnos inscritos en los centros educativos. Misión Servir a la niñez y juventud de escasos recursos y sus familias mediante una sólida formación académica, técnica, humana y espiritual, que les lleve por si mismos a ser motores de desarrollo en la sociedad con un sentido cristiano de la vida. Visión Lograr un impacto positivo y multiplicador en la sociedad, que eleve el nivel de bienestar y de desarrollo. Valores que nos identifican Integridad Respeto Responsabilidad Espíritu de Servicio Optimismo Objetivos institucionales
  • Impulsar el desarrollo y la unidad familiar.
  • Formar personas virtuosas,
  • Elevar el nivel socio-cultural,
  • Capacitar técnica y humanamente para el trabajo.
  • Combatir la pobreza desde su raíz, y
  • Prevenir el fenómeno de los niños de la calle.
Política de calidad Es política de calidad de Ciudad de los Niños de Monterrey, A.B.P. lograr el desarrollo armónico e integral de sus alumnos, en los ámbitos humano, emocional afectivo-social, intelectual y espiritual, con una visión cristiana de la vida; fortaleciendo a los padres de familia en los aspectos humano y espiritual, para que estos puedan desempeñar con éxito su tarea formadora. Para cumplir esta política el personal de Ciudad de los Niños de Monterrey, A.B.P. se compromete a mantener la mejora continua de sus procesos. Informes y código de ética